FORO DE BUCEO DEPORTIVO

Foro sobre buceo, fotografía y video submarinos. Quedadas y viajes.
Fecha actual 22/Nov/2017, 20:04

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: DILI (TIMOR ORIENTAL): En busca del acuario perdido
NotaPublicado: 13/Sep/2017, 13:44 
Desconectado
Dive Monster Weber
Dive Monster Weber
Avatar de Usuario

Registrado: 09/Sep/2007, 18:55
Mensajes: 4046
Ubicación: Gravedad 0
En las profundidades del país más joven de Asia descansaron los acuarios perdidos durante eras. Ahora viven acechados por la sucia sombra de la pesca incontrolada y del devastador incremento de la temperatura del planeta. Mientras tanto ... legiones de inocentes payasos revolotean entre bellísimas praderas de protectoras anémonas ajenos al incierto futuro que les aguarda.
___________________________________________________________________________________________

Imagen

I.- Llegando a Dili.

Nada más poner el pie en tierra recibes el pesado abrazo de una humedad que inunda el ambiente y el doloroso picor de un sol de justicia, pronto dejarás de notarlo.

De camino al centro de buceo donde nos alojaríamos vamos divisando el paisaje. Las montañas en esta época del año se muestran áridas incrementando la sensación de calor. El tráfico es activo y decorado con los múltiples colores que visten a los microlets - miniautobuses con capacidad para transportar al doble de personas de las que uno podría imaginar -. Vistiendo a estos sufridos y baratos medios de transporte popular se pueden encontrar desde los dibujos más cutres hasta auténticas obras de arte de los pintores locales.

A la derecha el puerto y la gran bahía que enseña un mar rizado por el viento que acostumbra a arreciar por la tarde y que hace que el ambiente de la ciudad sea más polvoriento de lo deseado.

En este viaje dos objetivos en la mira…

Uno: Bucear en Atauro. Una isla situada a unos 30 kilómetros frente a la costa de Dili. Para ello es preciso cruzar el estrecho, donde se pueden presenciar la migración de cetáceos y la presencia de delfines. Tras él se encuentra el premio. Un muro sumergido que se precia de tener corales soberbios además de albergar más de seiscientas especies distintas de bichos marinos.

Dos: Bucear de infantería desde la costa para disfrutar de unos arrecifes que se presumen prácticamente intactos al haber estado a salvo del turismosub hasta la fecha gracias al beligerante pasado de este país, el más reciente de Asía, nacido en el siglo XXI y donde, asombrosamente, casi nadie habla la lengua oficial, el olvidado portugués …

El infame Murphy volatilizaría el objetivo número Uno y no nos permitiría alcanzar Atauro. Durante la semana entera de nuestra estancia los vientos agitaron el estrecho de casi cuatro kilómetros de profundidad con ráfagas cercanas a los 30 nudos haciendo absolutamente inviable la travesía. Así que, a pesar de mis insistentes peticiones a los responsables del centro para conseguir que nos llevaran allí dado que desde la costa el panorama no se apreciaba tan negro, finalmente, tuve que claudicar ante sus sensatas explicaciones y mis comprobaciones windgurunianas en las que se corroboraba lo que nos comentaban … En ese estrecho en el que se oculta un abismo, a buen seguro, nos aguardarían olas de 4 metros insalvables para la embarcación del centro y que suponían un riesgo inasumible para todos. Así que, no tuvimos otra opción que aceptar la evidencia y resignarnos a ser prudentes y situar a la seguridad en primer término aunque ello supusiera dinamitar el 50% de nuestros deseos.

El primer día de buceo se desarrollaría desde la costa oeste … Nos vestimos en un lugar tan macabro como una pedregosa playa situada al pie de un cementerio enclavado cerca de los restos de una antigua y prisión. Allí, acompañados de una temerosa open water japonesa que llevaba 10 años de secano la pobre y que la mayor parte del tiempo iría remolcada de la grifería por el guía, nos recibiría un agua caliente y la primera visión del un coral digno pero sin especial presencia destacable de vida. Para entonces aún albergaba esperanzas de llegar a Atauro pero ya comenzaron a asaltarme las dudas sobre si el destino elegido había sido el equivocado.

Bien es sabido que los centros de buceo acostumbran a zambullir a sus clientes con el criterio de menos a más para que se vayan contentos pero vista la primera jornada que sólo podría calificar de mediocre, para el nivel pretendido, no me quedó por menos que hablar con los encargados para solicitarles sutilmente que dejaran los entremeses para otra ocasión y pusieran para el siguiente día platos principales sobre la mesa. No era cuestión de que nos dosificaran el menú porque teníamos mucha hambre y más después de haber padecido, y mucho, 14.000 kilómetros de ardua peregrinación, con el calvario que, como extensa nota informativa dejo para el final, y pidiéndoles, encarecidamente, que no continuasen con las clases de reactivación de buzos oxidados para los que la lógica selección de buceo es la de un lugar sin complicaciones tipo piscina y habitualmente anodino. Al menos, con nosotros en las mismas inmersiones …

Imagen

Imagen

En la segunda jornada, con la mosca revoloteando detrás de la oreja, saldríamos hacia el este de la costa. En esta ocasión junto a un joven suizo más apañao que su predecesora. Sería un instructivo trayecto cercano a las dos horas observando el modo de vida local y padeciendo una polvorienta carretera minada de obras hasta alcanzar una playa de gruesos cantos rodados batidos por un animado oleaje y donde mis castigados tobillos comenzaron a gimotear nada más divisarla. Nada más sumergirnos siento como dos pesos se me quitan de encima: el físico, obvio, y el de la preocupación por la calidad del destino elegido. Los corales comienzan a aparecer de modo masivo y saludable y, con ellos, la presencia de la abundante vida multicolor. ¡Era cierto¡ … El acuario se encontraba justo en el punto que señalamos con una X en el mapa.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Los días transcurren y se nos propone intentar bucear en apnea con manatíes en la misma playa de Dili, pero se nos advierte que si no los vemos, lo que tampoco era una posibilidad descabellada, poco más se puede hacer allí. Así que, dado que ya habíamos estado con ellos en febrero en Crystal River, descartamos la incierta propuesta y continuamos con nuestros buceos. El nivel, lejos de decaer, va en aumento en los distintos puntos de buceo que vamos visitamos siempre hacia el este y después de 90 a 120 minutos de traqueteo y castigo circulatorio. Ahora ya viajamos solos y a la carta en nuestro flamante 4x4, somos los dos únicos buceadores del centro. Junto a la playa aprovechamos el almuerzo para bromear con los niños que vuelven del colegio y que nos miran como si fuésemos los bichos raros, que seguramente somos, mientras se rien de nuestra estrafalaria indumentaria.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Aquí, las especies no se encuentran familiarizadas con los hombres y mujeres ranas y los napoleones, tortugas y meros emprenden la huida nada más atisbar nuestras escandalosas burbujas por mucho que intentamos que no nos delaten en un juego que recuerda al del ratón y el gato alque que ellos saben jugar mucho mejor.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

La vida no se muestra en masas apabullantes pero si desfila variopinta. Nudibranquios, almejas gigantes, gambas boxeadoras, arlequín, cristal, scot y peludas entre otras, pequeños cangrejos oragután, caballitos pigmeos rojos en sus gorgonias, langostas, peces globo, ángel, murciélago, león, gato, hoja de varios colores, escorpión, murciélago, sepias, labios dulces, estandarte, ballestas titán, morenas incluida la de cinta azul y otros muchos más van acompañándonos cada día con sorpresas agradables como la de una colorida y escurridiza serpiente.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

En el penúltimo día coincidiríamos con un grupo de buzos de otro centro que salían del agua justo cuando ya comenzaba a creer que, con la excepción de la japonesa y del suizo, éramos los dos únicos buceadores por estos lares; idea reforzada por el hecho de ser los exclusivos clientes del resort de buceo esa semana, tanto que nos invitaron al cumpleaños de una de sus empleadas. Comentar que el elegido en esta ocasión fue Aquática Dive Resort, centro PADI 5 estrellas, donde siempre nos brindaron un servicio amable, profesional y nos acogieron con una sobresaliente atención. Sus instalaciones aun cuando no podrían calificarse de lujosas si que eran más que suficientes con cabañas con cocina incorporada, limpias, muy amplias y con un restaurante a pie de playa donde pudimos reponer fuerzas tras las inmersiones y disfrutar de unas grandes cervezas Bintang heladitas acompañadas de ricos noodles y rollitos de primavera ...

Ese mismo día nos habían reservado un suculento plato … El de un fascinante campo de anémonas globulares donde residían millares de inquietos peces payaso, algo que hasta esa fecha jamás había presenciado en esa magnitud tan maravillosa en el reino de Neptuno …

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


II.- Una cura de humildad.

Segundo buceo de la penúltima jornada. El mar se muestra picado por el viento y va en aumento. El guía nos da las instrucciones para la salida al final de la inmersión que se prevé bastante movida. Tras descender a casi 40 metros en busca de algún escualo despistado y de disfrutar del animado panorama del arrecife llegamos a los 60 minutos de los 70 proyectados. En ese momento, nuestro guía me hace la señal de subir, miró mi manómetro que aún marca 70 bares y le pregunto que cuanto lo queda a él. Velozmente me indica que nada, está seco ... Así que para fuera. Al acercarnos a la playa, aun bajo el agua, esta se va tiñendo paulatinamente de blanco hasta que la visibilidad se vuelve absolutamente nula por la cantidad de arena en suspensión que presagia que en tierra nos aguarda un agitado festival de la espuma ...

Imagen

En efecto, nada más asomar las cabecitas podemos apreciarlo y con precaución intentamos alcanzar la orilla. Me vuelvo y veo al guía ayudando a mi mujer a salir del agua asida de su brazo. Díficil empresa a la vista del meneito y las rocas del fondo. Caballerosamente me sumo a la causa. ¡Craso error! ... Nada más tomarla de la mano una traicionera ola enviada por Neptuno nos acomete por la espalda derribándonos como tres bolos. ¡Strike!. Allí, entre el agua y los pedruscos, se genera el caos. El guía pierde las aletas que llevaba en las manos. Mi mujer da una acrobática vuelta de campana y entona el adiós para siempre a su querida y estilosa máscara de silicona transparente. Y, simultáneamente, un servidor se estampa indignamente de morros contra el frío y resbaladizo pedregal playero. Eso sí, no sin antes de besar el suelo abrazar amorosamente a mi delicada cámara protegiéndola de todo mal, con especial cuidado de sus delicados bracitos y manitas a modo de flashes y su pulida carita semiesférica cual cúpula de cristalino metacrilato. Al intentar levantarme otra ola que venía pegadita a la anterior me devuelve sin compasión a mi humillante e involuntaria postración. Mientras resisto su reflujo observo por el rabillo del ojo como una tercera viene seguida y sin tregua decidida impactar de nuevo.

¡Que equivocada está la pobre! … Ya lo dijo Bruce Lee, haciendo referencia al principio taoísta del Wu wei o principio de la acción natural no forzada – Be water my friend ... -. Esta esbirra neptuniana está tan convencida de su fuerza y superioridad que no es consciente de que su derrota ya está sellada gracias a la sabiduría transmitida por ese icónico artista marcial. Así que, lejos de levantarme, clavo el hombro entre el pedrerío para estabilizarme, recibo intencionadamente su impacto y fluyo aplicando la ancestral técnica fotosub del nudibranquio (en tierra, sería del caracol). Así, dejo que su favorable empuje me arrastre sin esfuerzo hasta la salvadora línea de la orilla lejos de su vapuleador influjo.

Ya fuera del alcance de la marea nos incorporamos sanos y salvos - mi cámara y yo - y regreso, ahora con las manos libres, para intentar el segundo rescate de mi mujer desenmascarada que ahora se encuentra inmersa en un ataque de risa floja que le inutiliza las piernas dejándola a la absoluta merced de los bofetones del agua. Conseguido el objetivo, recupero junto al guía las aletas que ya se alejaban navegando con rumbo desconocido.

Una jornada agitada y una lección para no olvidar. Fluye como el agua, cuando salgas con olitas ponte la máscara en el cuello y, sobre todo, bajo ningún concepto descuides tu preciada retaguardia.

III.- Diciendo adiós.

Antes de la despedida regresaríamos al jardín de la anémonas para juguetear con los millares de payasos y capturar las últimas escenas de los vibrantes corales en un lejano destino que si bien no podría colocar en el número uno de su categoría, por tener ese puesto reservado para la excelsa Raja Ampat, si que lo situaría entre los más bellos de los que he podido aletear y con dos valores añadidos: la absoluta ausencia de masificación de buzos y los grandes tesoros aún por descubrir a corto plazo por cuanto el buceo tan sólo se realiza desde los puntos accesibles a pie en las playas quedando muchísimos por explorar a los pies de los inaccesibles acantilados que algún día serán visitados por las zodiacs.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Las inmersiones concluyen y dan paso a un caluroso ascenso de 500 escalones que nos brinda la recompensa de contemplar la modesta Dili desde las alturas donde, sobre un globo terráqueo, es bendecida por el imponente Cristo Rey de 27 metros de altura que allí se alza flanqueado por las dos bellas playas de arena que se extienden a sus pies.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Tras regresar a bordo de un exótico taxi, de estilo almodovariano y profusamente decorado con un muy particular sentido del gusto, visitamos el mercado e hicimos las maletas para fijar rumbo hacía la siguiente etapa, Myanmar.

Imagen

Imagen

Imagen

Atrás dejábamos una tierra que evidencia un incipiente desarrollo al abrigo de su moneda oficial, el dólar, y donde se puede comprobar como la naturaleza se muestra esplendorosa cuando la devastadora mano del hombre aún no aprieta con toda su fuerza sobre ella.

IV.- (Notas del viaje: Un trayecto casi imposible por los cielos saturados).

Que Murphy y su negativa ley, son compañeros casi inevitables del viajero habitual es algo que podría afirmarse con casi nulo margen para el error. En esta ocasión, con motivo de una reducción de la hora de la salida de nuestro vuelo de Madrid a Kuala Lumpur, cercana a 60 minutos, el tiempo viable de desplazamiento desde la estación de Atocha al aeropuerto de Barajas se redujo drásticamente y, por si fuera poco, el tren de alta velocidad en el que jamás habíamos llegado con retraso, en esta ocasión caprichosamente, lo hizo acumulando 15 minutos adicionales de demora. Nuestros cuatro vuelos en línea peligraban por lo que tuvimos que meter el turbo para llegar con tan sólo 12 minutos de margen a la meta situada en el mostrador de facturación de Qatar.

Esto hubiese sido una mera anécdota, de tantas, si no fuese porque nuestro avión, que hacía escala en Doha, por problemas técnicos despegó con 90 minutos de retraso que comprometían en extremo nuestra posibilidad de enlace en Kuala Lumpur.

Nada más aterrizar y temiéndonos lo peor salimos del avión con la velocidad del rayo hasta encontrar a una señora con la cara descompuesta, que agitaba el cartelito de nuestro vuelo y, junto a este ángel qatarí, un minicochecito dispuesto para trasladarnos … Bueno a casi todos porque ya estaba ocupado por otros dos turistas y tan sólo pudo subirse mi mujer. Así que tocaba mini maratón aeroportuaria detrás de la improvisada guía que, sin dar más explicaciones, partió, al trote ligero, sostenido e incesante; menos mal que la madre naturaleza no la había dotado de largas piernas y pude seguirla sin mucho esfuerzo hasta la lejana puerta de embarque. Todo este atlético esfuerzo resultaría en vano porque este vuelo también partiría con una hora de retraso hacia Kuala Lumpur lo que, en principio, significaba la sentencia de muerte por inyección letal de falta de tiempo para nuestras posibilidades de subirnos al tercer avión rumbo a Bali.

Al tomar tierra, comprobamos con angustia que tan sólo tenemos 45 minutos para llegar al mostrador de facturación antes de su cierre. Esto en el aeropuerto de Fakarava no supondría problema alguno pero en el gigantesco y lentísimo de Kuala Lumpur lo era y muy grande, quizás demasiado … Así que cambiamos al modo turista profesional y nos lanzamos a una carrera frenética por este descomunal lugar con la débil esperanza de conseguir el objetivo … pero, nada más volver una funesta esquina un espectáculo desmoralizante y demoledor apareció de golpe ante nuestros ojos. Más de mil personas estaban haciendo una espesa y gigantesca cola serpenteante en el control de inmigración. Mientras se me caían los palos del sombrajo decido ir a por todas y me planto delante de uno de los puestos ignorando al millar de sufridos viajeros para poner los dos pasaportes encima de la mesa ante la estupefacción de la policía que se me queda mirando con una cara que situé entre asombrada y asesina. Le explico rápidamente que tenemos que pasar el control ya porque si no perdemos nuestro vuelo por culpa del retraso del anterior vuelo al tiempo que le enseño los billetes. Tras observarlos con paciencia hierática me contesta con la frialdad del nitrógeno líquido que le parece muy bien pero que nos vayamos al final de la cola como todo hijo de vecino al tiempo que me aclara en la lengua de Shakespeare – Señor, Vds. ya han perdido su vuelo porque tras este control tendrán que esperar en la cinta para recoger sus maletas y después tendrán que sacar sus billetes y desplazarse desde la terminal 1 (KLIA1) a la 2 (KLIA2) en un tren hasta llegar al mostrador de embarque lo que es absolutamente imposible con el tiempo que tienen. En los tiempos en que practicaba kárate me llevé infinidad de golpes, por todas y cada una de las partes de mi anatomía - blandas incluidas - que me llegaron a doler bastante pero este no se quedaría para nada atrás de aquellos. Murphy arreciaba pero un turista profesional con poderes anfibios no se rinde tan fácil e improviso en milisegundos mi último farol y mirando fijamente a sus autoritarios ojos le contesto – Sé que el tiempo es limitado pero el personal de Qatar nos ha asegurado que es posible y que en el control de inmigración Vds. nos ayudarían a pasarlo rápido para lograr la conexión porque el retraso del vuelo no ha sido culpa nuestra - Percibo que le he devuelto el golpe porque mueve los ojos estilo Marujita Díaz como procesando que hacer y tras mirar de nuevo los papeles me dice … - It´s up to you-. Vamos, que yo mismo … y tras echar hacía atrás a los insolidarios turistas que ya hacían cruel e insolidaria presión para que nos largásemos. Nos sella velozmente los pasaportes y nos deja pasar. Quedan menos de 20 minutos y volamos hacia la cinta de equipaje. Murphy, que en el fondo, muy en el fondo del fondo del doblefondo, no es mala gente, se apiada de nosotros y las maletas aparecen de las primeras mientras simultáneamente consultaba con los nativos el medio más rápido de alcanzar nuestra meta. Así que, descartamos la posibilidad del tren, volamos al mostrador de los taxis y alzando la VISA saco en segundos un ticket para que el conductor nos lleve al estilo Fernando Alonso hasta KLIA2.

Restando 5 minutos para que se cerrase la facturación de nuestro vuelo nos plantamos frente a los mostradores de facturación atestados de gente con sus maletas por lo que me dirijo a una chica de Air Asia y le pido pasar por delante antes del desastre en el que el sistema ya nos impida acceder. Este ser al que la naturaleza le negó las virtudes de la simpatía, la eficacia y la empatía, me contesta robóticamente que tengo que ponerme en la cola y se aleja sin más con sus horrendas lentillas azules. Ni me lo pienso. Me planto de nuevo delante de un mostrador que se acababa de quedar vacío y vuelvo a soltar los pasaportes al tiempo que le digo al empleado de Air Asia que he llegado en hora al mostrador y que me quedan 4 minutos, todo esto, ante la estupefacta mirada de los que llevarían más de una hora haciendo cola. Sin más comentarios toma los pasaportes y conseguimos una facturación que se antojaba tan imposible como descender en apnea hasta el mismísimo fondo de la fosa de Las Marianas.

No acabarían aquí los pesares de este particular vía crucis; el último vuelo desde Denpasar (Bali) a Dili (Timor Este) sería cancelado por lo que tendríamos que pelear la reubicación hasta conseguir salir en el siguiente con dos horas de retraso.

Como resumen de todas estas peripecias tan solo puedo llegar a la conclusión de que el tremendo aumento de viajeros ya ha sobrepasado la capacidad de los aeropuertos que se muestran incapaces de cumplir con los horarios de los vuelos y de posibilitar el tráfico fluido de los viajeros más aún si un atentado como el de Barcelona había ocurrido ante nuestro desconocimiento mientras viajábamos con sus negativas consecuencias en cadena. Vista esta notoria saturación, a la que hay que añadir el refuerzo de los controles de seguridad, no es que resulte aconsejable el comprar vuelos con amplios tiempos de escala sino imprescindible si se visitan aeropuertos concurridos y, sobre todo, muy recomendable la contratación de un seguro de viaje que aunque en caso de catástrofe no nos salvará de estos contratiempos en las vacaciones, al menos, si impedirá el inmerecido daño en el bolsillo.

Aquí queda está crónica para el que tenga el tiempo y la paciencia de leerla y a la que no muy tarde añadiré un video que subiré en mi blog ... :chin: :chin: :chin:

_________________
Blog: Crónicas Buceo/Tierra:https://izenkai.wordpress.com/
Última de Buceo:Dili (Timor Oriental): En busca del acuario perdido
https://izenkai.wordpress.com/2017/09/11/timor-oriental-en-busca-del-acuario-perdido/
Última de Tierra:Myanmar: Un milenario desencuentro con la paz
https://izenkai.wordpress.com/2017/10/08/myanmar-un-milenario-desencuentro-con-la-paz/
Imagen


Última edición por Izen el 16/Sep/2017, 00:30, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Dili (Timor Oriental): En busca del acuario perdido
NotaPublicado: 15/Sep/2017, 00:25 
Desconectado
OPEN WEBER DIVER 2*
OPEN WEBER DIVER 2*
Avatar de Usuario

Registrado: 19/Abr/2006, 18:05
Mensajes: 195
Ubicación: Madrid
Muchas gracias Izen, menudos viajes te pegas. La verdad que la tienes con los japoneses, jejeje.

Lo de los aeropuertos ya es otro cantar....

Estoy preparando uno con el grupo de amigos que tiene una pinta ..... Ya te comentaré por privado, por si lo has hecho y me das alguna idea.

Un saludo

_________________
Cuando veo a Dios se que ha llegado el momento de frenar (Kevin Schwantz).


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Dili (Timor Oriental): En busca del acuario perdido
NotaPublicado: 15/Sep/2017, 10:22 
Desconectado
Dive Monster Weber
Dive Monster Weber
Avatar de Usuario

Registrado: 09/Sep/2007, 18:55
Mensajes: 4046
Ubicación: Gravedad 0
Jomer escribió:
Muchas gracias Izen, menudos viajes te pegas. La verdad que la tienes con los japoneses, jejeje.

Lo de los aeropuertos ya es otro cantar....

Estoy preparando uno con el grupo de amigos que tiene una pinta ..... Ya te comentaré por privado, por si lo has hecho y me das alguna idea.

Un saludo


Noooo ... Los de Bahamas eran chinos ... Esta japonesa era bastante más educada pero se le había olvidado bucear y nos metieron con ella en un sitio "demasiado tranquilo". Cuando los centros no tienen clientes suficientes suelen cuadrar a los que tienen en un solo paquete sea para lo que sea, lo que no deberían hacer ... La pobre era muy maja y no tenía culpa de nada, además nos pidió disculpas que, por cierto, no nos tenía que dar ...

En cuanto a lo de vuestro viaje si os puedo ayudar en algo sin problemas ... :ok2: :ok2: :ok2:

_________________
Blog: Crónicas Buceo/Tierra:https://izenkai.wordpress.com/
Última de Buceo:Dili (Timor Oriental): En busca del acuario perdido
https://izenkai.wordpress.com/2017/09/11/timor-oriental-en-busca-del-acuario-perdido/
Última de Tierra:Myanmar: Un milenario desencuentro con la paz
https://izenkai.wordpress.com/2017/10/08/myanmar-un-milenario-desencuentro-con-la-paz/
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Dili (Timor Oriental): En busca del acuario perdido
NotaPublicado: 15/Sep/2017, 17:19 
Desconectado
Superavanzado Weber diver
Superavanzado Weber diver
Avatar de Usuario

Registrado: 07/Feb/2007, 19:59
Mensajes: 686
Ubicación: Londres
Muy buena tu crónica,como siempre. Nunca se me había pasado por la cabeza ese destino ni las complicaciones de los vuelos. Gracias por la información.Al final,valió la pena el largo viaje? Es un destino que vale la pena repetir,al margen de tu primer objetivo?

_________________
Canon S100,2 Flash Sea&Sea YS-D1,Lente Saga,angular UWL-05,Carcasa Isotta
Foto avatar por Carlos Villoch


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Dili (Timor Oriental): En busca del acuario perdido
NotaPublicado: 15/Sep/2017, 18:49 
Desconectado
Dive Monster Weber
Dive Monster Weber
Avatar de Usuario

Registrado: 09/Sep/2007, 18:55
Mensajes: 4046
Ubicación: Gravedad 0
tortugo escribió:
Muy buena tu crónica,como siempre. Nunca se me había pasado por la cabeza ese destino ni las complicaciones de los vuelos. Gracias por la información.Al final,valió la pena el largo viaje? Es un destino que vale la pena repetir,al margen de tu primer objetivo?


Gracias tortugo.

Para ser honesto y al habernos quedado al 50% de nuestros objetivos no podría contestar a tu pregunta porque ignoro lo que en condiciones favorables podría verse tanto en el estrecho con la migración de cetáceos como en las profundidades de Atauro.

Algunos de nuestros viajes largos de buceo están montandos para alcanzar un destino concreto para inmersiones y complementarlo con otro de visita por tierra o viceversa. En este caso, es lo cierto que Myanmar, uno de los pocos destinos que nos restaban en Asia, era nuestro principal propósito y el buceo el complementario. Por eso elegimos Timor Oriental como complemento al ser un destino desconocido por nosotros, dentro de su temporada y que nos brindaba la posibilidad de visitar el país más reciente de este lejano continente.

Lo que vimos creo que no llegaría a defraudar a casi ningún buzo por cuanto las inmersiones me parecieron preciosas pero tampoco justificaría un viaje de ida y vuelta de 14000 kms. por si mismo, por cuanto existen destinos más cercanos y de nivel muy similares, con la excepción del jardín de anémonas, del revolcón en la orilla :mrgreen: y del buceo en solitario. A pesar de esto, insisto que no llegamos a sumergirnos en Atauro por lo que la respuesta en este caso, lamentablemente, tendrá que quedar en el aire ... :chin: :chin: :chin:

_________________
Blog: Crónicas Buceo/Tierra:https://izenkai.wordpress.com/
Última de Buceo:Dili (Timor Oriental): En busca del acuario perdido
https://izenkai.wordpress.com/2017/09/11/timor-oriental-en-busca-del-acuario-perdido/
Última de Tierra:Myanmar: Un milenario desencuentro con la paz
https://izenkai.wordpress.com/2017/10/08/myanmar-un-milenario-desencuentro-con-la-paz/
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com

              

              

              

         

         

    

AVISO LEGAL: Ni este foro ni sus moderadores se hacen responsables, ni tendrán ningún tipo de obligación legal por la veracidad, uso o disponibilidad de la información o contenido transmitida por medio de este servicio.